La mujer identificada como Eva N pasó 16 años de su vida atormentando a sus vecinos y al vecindario en general. Lo que comenzó como una venganza terminó generando que la mujer pudiese ser condenada entre 6 meses y 3 años de cárcel.

Una mujer eslovaca atormentó a sus vecinos durante 16 años

A veces los conflictos en un vecindario comienzan por algo insignificante que se puede solucionar con tan solo conversar. Pero para Eva N no bastaron las palabras para que la mascota de su vecino no ladrara tanto ¡Algo normal en lo caninos!

Eva N esta residenciada en Sturovo en el sur de Eslovaquia y por 16 años atormentó a sus vecinos reproduciendo la opera II Trovatore de Placido Domingo.

Eva hizo todo esto para que su vecino tomara conciencia y contralara los ladridos del perro. Pero la actitud de su vecino terminó afectando al vecindario completo.

A la mujer se le hizo costumbre colocar a todo volumen la opera de Giuseppe Verdi en la voz de Plácido domingo desde la 6 am hasta las 10 pm ¡Quien no se hubiese atormentado!

El escándalo era tan grande que sus vecinos tuvieron que denunciarla.

Eva puede enfrentar una condena de 6 meses o 3 años por acoso y persecución maliciosa. Mientras tanto un juez ordenó prisión preventiva.

Los vecinos le dijeron en varias oportunidades que le bajara volumen a la música, sin embargo, ella hizo caso omiso ¡Su actitud la llevó a un triste final!

Una de las vecinas afectadas contó al portal web Index “Yo amo a Plácido Domingo, pero no así”.

Otra vecina aseguró al diario eslovaco Sme que “Toda la calle está sufriendo. No hay ningún momento de paz”.

Lo que comenzó como una venganza terminó generando que la mujer pudiese ser detenida

Al final el perro de su vecino murió y los vecinos no encontraron justificación para que Eva continuara atormentándolos con el ruido de la música

Por 16 años sus vecinos estuvieron atormentados, no encontraban que hacer para que Eva recapacitara.

La situación empeoraba cada vez más ocasionando que los vecinos acudieran a la justicia para que ellos tomaran cartas en el asunto.

El tribunal supremo le ordenó que no escuchara música con tanto volumen ¡Pero una vez más ella hizo caso omiso!

Con información del Huffington Post

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre