Luego del trágico accidente donde el pequeño Zane murió, su madre decidió donar sus órganos. Y ahora conoció al niño que le fueron donados los pulmones de su hijo fallecido.

Madre de Zane conoce al pequeño cuya vida salvó gracias al donativo de su hijo fallecido

El pequeño Zane de tres años de edad sufrió un lamentable accidente que le llevó a la muerte al ser atropellado por un vehículo en octubre del 2017.

Los padres del menor, Brooke e Ibrahim Urasli, tras este doloroso hecho donde perdieron a su hijo, tomaron la difícil decisión de donar los órganos de Zane para salvar la vida de otros niños que estaban al borde de la muerte.

Fueron 5 niños los cuales se salvaron con el donativo de los órganos de Zane

El pequeño Mason, un niño de solo 6 años de edad, se salvo gracias a los pulmones de Zane.

Luego de varios días del fallecimiento de Zane, Tatiana Johnson la madre de Mason, descubre quiénes fueron los donantes que le salvaron la vida a su hijo y aun conociendo las leyes australianas decidió contactar a la familia de Zane para darles las gracias.

Tatiana expresó lo difícil que fue tomar la decisión: “Estaba en dos posiciones al respecto. No quería agregar más dolor, eso era lo último que quería hacer”

tanto la familia que RECIBIÓ el ÓRGANO como la que PERDIÓ a su hijo se sintieron felices por el encuentro

Unos días después de que Brooke e Ibrahim Urasli sepultaran a su hijo, la madre de Mason decidió contactarlos.

Brooke al recibir el mensaje de Tatiana, lo primero que pensó fue: “Sé que es solo una parte del cuerpo, pero es algo que creció dentro de mí durante nueve meses y una parte de Zane”

Al encontrarse cara a cara las dos familias, los padres de Zane sintieron un alivio en el proceso de duelo que estaba viviendo.

Comprendieron que aunque su hijo se había ido físicamente, había logrado devolverles la alegría y felicidad a cinco familias que estaban pasando por momentos difíciles.

Las dos familias actualmente gestionan para que las leyes en Australia sean modificadas y así lograr que los donantes de órganos y receptores puedan conocerse entre sí.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre